22/8/15

Be Mine (Final) - Takabu (Twoshot)

Título: Be mine.
Pareja: Takabu.
Género: Romance, Yaoi, drama (solo un poco)
Extensión: Twoshot
By: HSJ_Fujoshi


Nota1: Wow *-* Hacía casi tres años que no publicaba nada... perdí la inspiración XDD Además con las fotos que salieron de Yabu y su supuesta novia creía que ya no valía  la pena seguir con el takabu ;; Las fotos de Yabu me dejaron bastante mal porque el takabu fue mi primera ship... y por ellos comencé a escribir u.u ¡Pero ya estoy de vuelta! Quiero finalizar esta historia ya... Hace bastante del primer capítulo pero voy a seguir con la idea que tenía en ese momento para finalizarla. Es bastante random pero bueno.. le seré fiel a mi yo del pasado(?¿) . No creo que mucha gente vaya a leer esto ya que blogger apenas se usa ya para leer fics.. pero bueno :V Yo pienso seguir actualizando a pesar de todo XD Sin más preámbulos, la parte final de "Be mine"! :



Primera parte aquí.




Be Mine II



Takaki había saltado desde el balcón. Yabu, sin pensárselo dos veces, bajó rápido las escaleras y corrió hacia el patio de atrás, lugar donde Takaki había caído. Las lágrimas se acumularon en sus ojos al ver el cuerpo de su amigo tirado en el suelo, pero se calmó un poco al notar que se movía.

-Ummh..-El menor intentó incorporarse un poco.- ¿Estoy muerto? - se pregunta a sí mismo sintiéndose aturdido.
Kota se acercó a él a paso lento. ¿Esto acababa de pasar? Tenía ganas de gritarle ¿Y por qué no? también quería darle un buen bofetón por imbécil. ¿A quién se le ocurre saltar por un balcón? Quería decirle muchas cosas pero, en ese momento, solo se centró en abrazar a Takaki con mucho cuidado. - Idiota...- No pudo evitar ponerse a llorar. 
-Lo siento...- Dijo el menor al darse cuenta de lo que acababa de hacer. Podría haberse matado y, de hecho, así hubiera sido si la lluvia no hubiese arrastrado una montaña de hojas secas justo a ese lugar. ¿Casualidad? ¿Destino? Quien sabe... 

-¿Te duele algo? - Preguntó mientras le ayudaba a levantarse.
-Me duele el brazo... -Murmuró sintiéndose demasiado avergonzado como para hablar más alto.

-Vamos al coche. -Toma su mano y se dispone a caminar hacia el auto, pero para al escuchar un leve quejido por parte del contrario. Al parecer también se había hecho daño en un pié al caer. Sin decir nada, le tomó en brazos y una vez llegaron al coche, le acomodó en la parte trasera.
Cuando el también se había colocado, lo puso en marcha y comenzó a conducir en dirección al hospital más cercano.

El ambiente era algo tenso. Yabu estaba enfadado y confuso; Takaki solo miraba hacia abajo, sin saber realmente qué decir.

-Kou-chan... yo...
-Calla.- Le interrumpió- Ya hablaremos de esto cuando todo se aclare. Te voy a llevar al hospital y luego a casa de tus padres. Están muy preocupados ¿Sabes que la policía está buscándote?

-¿La policía? -Levantó la mirada algo sorprendido- Vaya... no debí haberme ido así..
-No, definitivamente no tendrías que haberte ido. -Respondió secamente- "Aunque en parte... yo soy el culpable de que esto pasara." -Pensó el mayor- 

Cuando llegaron al hospital solo fue cuestión de minutos que les atendieran ya que no había mucha gente en la sala de espera. Le tuvieron que poner una escayola en el pié. Solo era un leve esguince pero tenía que ir en muletas por dos semanas. Para el brazo le recetaron una crema anti-inflamatoria  No hizo falta que Yabu avisase a los padres de Yuya ya que se presentaron en el hospital. Los médicos debieron haberles llamado. Le agradecieron todo lo que había hecho y después de fueron con su hijo.

Pasaron unos días desde ese suceso y todavía no se habían vuelto a ver. Ambos estaban  ansiosos ya que tenían bastante de qué hablar pero no encontraban el momento. Cuando Takaki se incorporó a las clases todo el mundo quería saber qué es lo que le había pasado. Él vagamente explicó que se había perdido en el bosque y sin querer se había caído por una pendiente. Era algo poco creíble pero todos se creyeron esa versión, no eran lo suficientemente curiosos como para pensar en otro tipo de situaciones. A su vez, Kota tenía toda una semana de exámenes y estando ya en su último curso no podía permitirse distraerse un poco.

Tuvieron que pasar tres semanas para uno de ellos se dignase a dar el primer paso.
Fue Takaki, quien vio su oportunidad cuando vio al mayor sentado solo en la biblioteca del instituto, aprovechando el recreo para terminar de memorizar unas fórmulas que todavía se le hacían algo complicadas.
Sin pensarlo demasiado, entró y se sentó a su lado. Yabu pareció no percatarse pero él lo conocía lo suficientemente bien como para saber que le estaba ignorando. Como no podía hablar, de su mochila sacó una libreta y su estuche. En una hoja que tenía libre le escribió:

        Kou-chan, ¿Podemos hablar? Sé que estás ocupado... pero por favor...

Al terminar, se la puso delante de sus apuntes, aún sabiendo que eso le molestaría.  
Kota leyó el papel, se quedó unos segundos quieto y luego suspiró.

-Vamos.- Guardó sus papeles y espero a que Takaki hiciera lo mismo. Luego salió de la biblioteca y se dirigió a la sala de química. Sabía que estaba vacía ya que el profesor se encontraba haciendo un examen en la clase de un amigo suyo.

-¿De qué quieres hablar? -Preguntó sentándose sobre una de las mesas. Él era alto y las sillas eran algo pequeñas y anticuadas por lo que las mesas le parecían más cómodas. Desafortunadamente, en las clases tenía que aguantarse y sentarse como el resto de sus compañeros. 
Takaki, que estaba frente a él, respondió:
-Yo...quería decir que... bueno... -Estaba muy nervioso y las palabras no le salían. Tomó aire para calmarse un poco y prosiguió. - Sé que lo que hice fue una tontería y entiendo que estés enfadado conmigo. Hice que todo el mundo se preocupara y estuve a punto de matarme... No sé que es lo que hubiese pasado si no me hubieras encontrado... muchas gracias por eso -Bajó la cabeza al no poder seguir sosteniéndole la mirada al mayor. - Hice eso porque me sentía traicionado... tú siempre decías que me querías pero yo no te creía y justo cuando me fui a disculpar te vi besándote con esa chica... 
-Eso puedo explicarlo.
-No es necesario, no me tienes que dar explicaciones ya que solo somos... amigos. -Se sintió sumamente triste al terminar de decir esa frase pero, era la verdad.
-Takaki- Suspiró asimilando lo que le acababa de decir. -Te quiero. Te lo decía antes y te lo digo ahora. No deberías haber visto eso pero  ya que lo viste déjame explicarte. 

El menor estaba aún más nervioso que antes, pero asintió, no queriendo escuchar del todo la explicación del contrario.

-En primer lugar -Le mira directamente a los ojos- Meiko y yo no estamos saliendo. Como ya te dije en su momento, es mi vecina y amiga. El día que te pedí salir, me fui muy enfadado a mi casa debido a tu actitud. Ella me vio y quiso saber lo que había pasado. Entonces ella me dijo que ya que no creías en mis palabras pues tendría que hacerte creer de otra manera.

-¿De qué manera...Yabu?- Preguntó muy sorprendido sintiendo como sus mejillas adoptaban un color rosado. 

Kota río un poco al darse cuenta de lo que estaba pensando Takaki.

-No pienses mal... pervertido -Dijo para molestarle y sintió cómo Yuya, avergonzado,  bajaba otra vez la cabeza. - Me dijo que si te besaba intentando transmitir mis sentimientos, te darías cuenta de que no te estaba mintiendo. Yo... nunca había besado a nadie y no quería que saliese mal así que... le pregunté si podía enseñarme cómo hacerlo... Sí, ya se que suena mal pero nuestras intenciones eran al cien por cien inocentes y además, lo había visto en una serie... Solo me besó superficialmente y no sentí nada, incluso me desagradó... tú entraste a mi casa y nos viste. No pude explicártelo por que te fuiste corriendo.

Si Takaki antes se sentía estúpido, ahora no había adjetivo para definir con exactitud lo que pensaba de sí mismo. 

-Yo...lo siento...no debí haberme ido  -Cerró los ojos con fuerza mientras jugaba con sus manos.

Yabu sabía que Takaki se comportaba de manera muy infantil cuando algo no le gustaba. Era impulsivo pero también muy tímido. Cuando se daba cuenta de su comportamiento siempre se acababa arrepintiendo. Aunque, a pesar de todo, Kota nunca le había visto tan avergonzado como ahora.

- No tienes nada de qué disculparte... Baka.- Sonrió y se levantó de la mesa, parándose justo delante de él y le abrazó como desde hace días quería hacerlo. Pasó sus brazos alrededor de su cintura y le juntó más a él. Takaki hizo lo mismo, le abrazó fuerte, sintiendo como su corazón latía cada vez más rápido. 
Yabu se separó un poco, mirándole fijamente a los ojos. Este era el  momento. Se empezó a acercar a su rostro, cerrando los ojos, estaba nervioso ¿Quién no lo estaría? Takaki posó sus manos sobre las mejillas del más alto, acariciándolas suavemente y terminó con la distancia que los separaba. Juntó sus labios en un lento y dulce beso. Con cada movimiento, intentaban transmitir todo lo que sentían el uno por el otro. Estuvieron besándose hasta que el timbre del instituto sonó, dando por finalizada la hora de descanso. Se separaron lentamente, ambos con las mejillas sonrojadas. Para ellos, todo a su alrededor era perfecto. Se sonrieron tímidamente, no querían separarse todavía.

-Tengo una idea...-murmuró el mayor. Tomó a Takaki de la mano y corrió hacia la salida del instituto. Sin que ningún profesor se diera cuenta, salieron por la puerta. Una vez fuera, comenzaron a reír. Nunca se habían escapado de clases y lo cierto es que había sido divertido. 

-¿No tienes un examen ahora? - Preguntó Yuya con curiosidad. 
-Tuve dos antes del recreo, en la biblioteca solo estaba adelantando un poco. - Le sonrió. 

Takaki se le quedó mirando fijamente por unos segundos, realmente amaba su sonrisa... 

-Yuuyan~ Ahora, doy por hecho que estamos saliendo ¿Verdad? - Pregunto ilusionado.
-Mmm... en ningún momento he dicho que quiera salir contigo. -Se puso muy serio. 
-¿Qué?... -Preguntó incrédulo. - Yo pensaba que...
-Además, -le interrumpe- Debiste decirle a tu amiga que te enseñase a besar mejor, la verdad es que todavía te queda mucho por aprender en ese sentido...

Esto ya era demasiado. Yabu dio media vuelta dispuesto a irse de allí, dolido y enfadado. 
Takaki al darse cuenta de esto rápidamente fue a detenerle.

-¡Kou-chan espera! -le abrazó por la espalda, impidiendo que el mayor siguiera caminando. - Solo estaba bromeando .- Explicó arrepentido de haberle dicho eso. Lo menos que quería era estropearlo todo ahora que las cosas iban bien. - Por supuesto que estamos saliendo -le abrazó un poco más fuerte- Aunque suene un poco apresurado yo... -se sonroja antes de decirlo- Te amo, Kou-chan.

Yabu se volteó al escucharle:

-También te amo -Sonrió y depositó un leve beso en sus labios. -Ahora... si te apetece... podemos ir a mi casa. Ya sabes que llevo un tiempo viviendo solo y... tenemos total privacidad.
-Etto... ¿No crees que... e-es demasiado.. p-pronto? -Preguntó sonrojado, sintiéndose repentinamente nervioso.
-Amor~ Eres muy lindo . -Vuelve a besarle. Le gustaba mucho molestar de esta manera al menor, actuaba de una forma muy adorable para él. - No me refería a eso... tan solo decía que podemos estar tranquilos sin que nadie nos moleste. -Sonrió tomando su mano.
-Está bien~  -Dijo comenzando a caminar mientras entrelazaba sus dedos con su ahora novio. - Por cierto... no es que me estuviese negando a nada... ya sabes... -desvió la mirada- Tan solo decía que era muy pronto pero... en el caso de que surgiera algo pues... -Se calló incapaz de seguir. A pesar de no estar hablando claro, el mero hecho de hablar de ese tema le hacía ponerse muy nervioso.
-¿Estás diciendo que quieres hacerlo conmigo?~ No conocía esa parte de ti - rió para si mismo. 
-¿Qué?...  A ver... En fin, yo solo digo que... pues... Sí. Eso mismo estoy diciendo. - En ese momento quiso que la tierra le tragase. ¡No quería parecer un pervertido delante de su novio!
-Genial. -Se paró y le besó más intensamente que las otras veces. - Entonces debemos llegar pronto a casa.
 Y ambos echaron a correr mientras se reían sin saber por qué. 

Lo cierto es que no se imaginaban que las cosas les iban a salir tan bien después de todo lo que había pasado. Si Takaki no hubiera huido al ver como Yabu besaba a Meiko, todo habría sido más deprisa y mucho más fácil pero este momento no habría sido tan especial ni la espera habría valido tanto la pena. 



FIN


Nota final: La verdad es que me he divertido bastante escribiendo esta última parte. Es extraño comparar la forma que tenía de escribir en la primera parte... creo que he mejorado en estos años TwT Bueno, espero que les haya gustado y siento mucho todo el tiempo que he tardado en continuar este twoshot.



                                                                 By: HSJ_Fujoshi


frases de amor
カーソル・スイッチ